Turismo

Pueblos Mágicos de Quintana Roo para visitar.

El caribe mexicano además de ofrecer el agua turquesa y la arena blanca de sus playas, te ofrece el singular estilo de sus tres pueblos mágicos, para estas vacaciones.

La naturaleza, las historia y el horizonte del mar ofrecen un atractivo incomparables, Isla Mujeres, Tulum y Bacalar, serían los lugares obligados si hay planes de vacacionar por Quintana Roo.


Isla Mujeres se encuentra a solo 6 km de la costa noreste de Cancún, por lo que es un destino muy frecuentado por los turistas extranjeros que cada semana aterrizan en esta ciudad. Desde la zona hotelera hay dos servicios de transporte marítimo a Isla Mujeres; uno se encuentra en el Puente Calinda y otro en Playa Tortugas. También puedes tomar el ferry que sale cada media hora de la terminal Gran Puerto en Puerto Juárez. ¿Qué hacer en Isla Mujeres? Visita el Parque Marino El Garrafón. Este lugar es ideal para bucear y esnorquelear todo el día. Si no es lo tuyo, aquí también puedes hacer senderismo, remar en un kayak o lanzarte en una tirolesa. Uno de los sitios más conocidos de Isla Mujeres que aún conserva su encanto natural. Con atardeceres espectaculares, este lugar te transmitirá su encanto. Las calles de Isla Mujeres están llenas de casitas de colores, tiendas de artesanías, cafeterías, restaurantes y bares. Recorrerlas a pie, en bici o carrito de golf es una gran experiencia.

Tulum, este pueblo mágico es famoso  porque aquí se encuentra la única ciudad maya construida a la orilla del mar. Este lugar es perfecto para conocer más de las raíces de México mientras te deslumbras con el mar turquesa, sus lagunas y selvas.  En este pueblo se encuentra la Reserva de la Biosfera Sian Ka´an, la cual es Patrimonio de la Humanidad; visita la Laguna Muyil, en donde podrás encontrar una torre de observación para apreciar las distintas tonalidades de verdes y azules acuamarinos inmersos en la selva; la zona arqueologíca de Cobá, y por supuesto, sus principales playas: Akumal y Xcacel.

 

Bacalar,  este lugar bien podría ser el paraíso terrenal, ya que resguarda algunos de los tesoros naturales más hermosos, uno de ellos es la mágica Laguna de los Siente Colores.

Un paseo por el malecón hasta el Fuerte de San Felipe, que fue construido en 1729 (siglo XVIII), símbolo de la arquitectura militar de la Nueva España o la Parroquia de San Joaquín Bacalar, construcción de estilo Colonial del siglo XVIII, recién restaurada, una buena opción para empezar.

La Laguna de Bacalar o Laguna de los Siete Colores, una enorme extensión de aguas poco profundas, con arena blanca muy suave y que se puede recorrer en bote, y que es parte de un sistema lagunar de aproximadamente 55 kilómetros

El Cenote Azul, que conecta con el lago de Bacalar, tiene un encanto especial con sus aguas color turquesa y con 90 metros de profundidad, un lugar para los buzos de corazón, ya que ofrece una cavernas y formaciones rocosas que invitan a recorrerlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *