Social

Tulum: el destino que inspira bienestar y conexión natural

Playas prístinas, cenotes, lagunas, una palpitante vida silvestre y magia ancestral hacen de Tulum un destino único en el mundo: ideal para reconectarte con tu propia naturaleza y el hábitat, aspectos elementales para el bienestar personal.

Los especialistas coinciden que hoy más que nunca el compromiso con el bienestar propio debe asumirse desde una perspectiva más integral: física, emocional, mental y espiritual. Tulum ofrece un mundo de posibilidades en este sentido. Ello, no sólo lo posiciona como uno de los mejores destinos Wellness en México, también lo perfila como la “Capital mundial del yoga”.

Imagina conectar tu cuerpo, respiración y mente en los majestuosos vestigios de la ciudad maya que se alzan frente a las aguas azul turquesa del Caribe mexicano. Escenarios como este y muchos otros inmersos en la selva, crean la atmósfera perfecta para practicar yoga y meditar con la guía de expertos.

Experiencias para trascender

“La frecuencia Universal está cambiando y la conciencia global se ha elevado a niveles más altos. Como resultado, cada vez más personas buscan realizar cambios profundos y significativos en sus vidas”, comenta Carmen Ruiz, creadora de healingtulum.com.

La plataforma de reservaciones y conserjería privada ofrece servicios de curación alternativa y experiencias de bienestar consciente en Tulum. Entre ellas, terapias de sanación que combinan complejas técnicas ancestrales con aromaterapia y baños de sonidos; masajes con cristales en la playa, y terapias de transformación basadas en la astrología maya.

El poder de los elementos naturales

La energía y conexión con los elementos naturales yace en los santuarios de la hospitalidad que se han desarrollado en Tulum.

Además, Tulum goza de ser parte del área donde se distribuye Sian Ka’an (“regalo del cielo”, en maya). La Reserva de la Biosfera, Patrimonio de la Humanidad, es una de las áreas naturales más importantes del país al concentrar nueve ecosistemas y ser hogar de especies en peligro de extinción. Ya sea que elijas nadar en sus cenotes, observar las aves, caminar o aprender herbolaria medicinal con los habitantes de las comunidades aledañas, cada experiencia, sin duda, será restauradora.

Fuenta:www.forbes.com